martes, 7 de mayo de 2013

Ojos azules en Kabul, de Anabel Botella

"¿Por qué consentían las mujeres las injusticias contra otras mujeres?"

Título: Ojos azules en Kabul
Autora: Anabel Botella
Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 9788415750628
Pags. 370
Sinopsis: A Saira nunca le ha gustado su aspecto. Es rubia, tiene los ojos azules y todos la llaman kharami, o lo que es lo mismo, bastarda. Vive en Afganistán con su hermana, su madre y su abuelo, y cree tener ocho años. Cuando Ramin −un hombre cruel y fiel seguidor de los talibanes− entra en su vida, la desgracia se cierne sobre su familia para siempre.
Pero no todo está perdido para Saira. La pequeña logra viajar a Valencia gracias a las tropas españolas y crece envuelta en el cariño de su familia de acogida, aunque las pesadillas de su pasado no dejan de visitarla. Cuando Pablo le ofrezca la posibilidad de abrirse al amor, ¿conseguirá sanar las heridas de su niñez y empezar a ser feliz?

Saira vive en Kabul con su abuelo, su madre y su hermana. Ellos son morenos, de ojos oscuros. Ella es rubia, de ojos claros. La situación ya es mala, pero se pone peor cuando aparece Ramin para "cuidar" de la familia.

Que la primera parte de este libro ha sido dura es decir poco. No suelo leer libros de este tipo, que narran situaciones tan duras en países donde la mujer está tan por debajo del hombre. Y sí, al empezarlo tenía miedo. Primero por el tema que se trataba y segundo por cómo sería tratado. Y sólo puedo decir que me ha sorprendido gratamente cómo Anabel conduce la trama, cómo nos introduce en esa sociedad que desprecia a la mujer de una forma tan odiosa y repugnante. Lo he pasado muy mal pero me alegro porque eso quiere decir que la historia me ha llegado.

Como dice en la sinopsis, Saira consigue salir de Kabul y llega a Valencia. Cuando llevaba unas cinco páginas de esta segunda parte no me podía creer lo que leía, era como un libro completamente diferente, el estilo no era el mismo y, aunque tenía su pequeños momentos angustiosos, en su mayoría me ha parecido bastante superficial y no me ha dado la sensación de que aportara mucho a la historia.

En cambio, el final me ha encantado, es más, acabé llorando como una tonta. En las últimas páginas volví a ver ese estilo del principio, esa forma de narrar que conseguía meterme en la historia y sentir lo mismo que Saira.

"No es más rico el que más tiene sino el que más conocimientos atesora".

Cuando empecé a leer el libro me sorprendió la mejora de estilo que Anabel ha tenido después de Ángeles desterrados. Me ha gustado mucho cómo ha enfocado una historia donde la protagonista es una niña que vive en un país con una represión enorme y muchos prejuicios. Aunque como he dicho, ha flojeado un poco la parte que transcurre en Valencia, donde se describen situaciones que a mí no me han aportado nada y alguna que sí podían haber tenido mucho peso en la trama se han mencionado de pasada.

En cuanto a la parte romántica, esperaba una situación en la que Saira se enfrentara a lo que le había ocurrido en Kabul, esa es la sensación que tuve al leer la sinopsis y, aunque sí ocurre, me ha faltado algo, puede que el amor a primera vista no sea lo mismo, o que me esperaba más profundidad, o que toda la parte de Valencia me pareció un libro diferente, no lo sé, pero no me llegó como yo había esperado que lo hiciera.

Y como he dicho, el final me ha encantado, enamorado, he acabado sonriendo y llorando a la vez como una tontaina.

Una historia dura, donde una niña de aspecto diferente al de los demás habitantes de Kabul tiene que enfrentarse a los prejuicios para conseguir ser feliz. Un libro con el que sufrir, llorar y sonreír  Y, aunque con un regusto agridulce, la lección de que para superar los miedos hay que enfrentarse a ellos.


Gracias a Neo

5 luner@s:

sandra dijo... [Responder]

Que ganitas de leermelo ^^

Besooos

Mike dijo... [Responder]

Es una pena lo que comentas de esa segunda parte, pero me alegra que la impresión general sea tan positiva. ¡Tengo muchas ganas de leerlo!

Eleidhunita dijo... [Responder]

Es la mejor reseña de este libro que he leído hasta el momento. Las otras que he leído evitan hablar de la parte de Valencia, como si no existiera, cuando ocupa casi 200 páginas.
Terminé el libro ayer y coincido contigo.
La parte de Kabul está súper bien, pero Anabel la fastidia en la parte de Valencia. Es una lástima, porque podría haber sido una novela maravillosa, pero no lo es por culpa de esas páginas.

Anabel Botella dijo... [Responder]

Muchas gracias por tu reseña, Mari Carmen.

iPensamientos de Patri dijo... [Responder]

Aixxx, tengo el libro en la estantería!! en cuanto acabe con el que estoy, que no me queda mucho, lo cojo sin falta.

BESOTES