viernes, 22 de enero de 2010

Lágrimas negras: Brujas y demonios en el siglo XVII... XXI?

"Sabía que la vida eran momentos, pequeños instantes que más tarde serían tan sólo recuerdos"

Bélgica, siglo XVII. El hambre, la miseria, e incluso las últimas bocanadas letales de la muerte negra aún azotan las poblaciones de la vieja Europa, y Anne de Charmiènde, tan solo una niña todavía, se enfrenta a una serie de infortunios que acabarán dejándola sola y desesperada, a cargo de su hermano pequeño en busca de un techo.

Anne de Charmiènde es la Bruja Blanca, así lo dictaminaron las autoridades y así ha tenido que asumirlo, aunque ella no entiende por qué. Pronto comprenderá que, efectivamente, algo mágico nace en su interior, que la presencia protectora que siempre había sentido acompañándola era tan invisible como real, y que el mal anidaba cerca, tan cerca y en tan insospechable regazo que jamás habría podido imaginarlo.

Todos le dicen que está maldita. Antes de morir su madre dejó caer sobre ella la culpa de todo lo que les había pasado.
Huérfana y con un hermano pequeño, Anne tuvo que buscar refugio, pero al ver su melena roja todos se alejaban de ella. Sólo una mujer les ofreció un hogar y los cuidó y alimentó. Pero la poca cosecha que conseguían cultivando un trozo de tierra no era suficiente y tuvo que llegar a un acuerdo con su vecino, en el que Anne estaba incluida.
Ella se negó a aceptarlo, lo que fue fatal para su destino, ¿o no?
Condenada por alguien muy cercano a ella fue torturada, juzgada y condenada a muerte, pero…
Ahora viajamos en el tiempo hasta el siglo XXI: demonios, brujas y teléfonos móviles, bueno combinación, ¿no?
No quiero contaros mucho de la historia, porque es muy cortita y si os digo algo más la destripo. Y como con todos los libros cortitos que me gustan, me quedé con ganas de más, es mi condena: libro cortito => me gusta => necesito más.
Y ahora va la pregunta que me quedó cuando acabé el libro: ¿Los demonios duermen o no duermen? ¿o no necesitan dormir pero pueden hacerlo si quieren?
Y porque esta cuestión existencial pues por esto:
“Sé que los demonios no dormís nunca.”
Más adelante:
“Y el joven (el demonio) se durmió junto a ella.”
Aparte de esta pregunta del millón, nada más. Un libro precioso que en mis manos no duró ni una tarde (dada la reputación que tengo de devoradora de libros no creo que os extrañe xD) y perfecto para una mañana/tarde bien aprovechada.


8 luner@s:

Maisha dijo... [Responder]

Pues no habia oido hablar de el.Y parece que tiene buena pinta, asi que lo buscare haber que tal. Genial la reseña! Un besazo!

Karo dijo... [Responder]

Algo me sonaba el titulo. Con tantas sagas en el aire, puede que sea una buena idea, leer algún libro cortito;) Me lo apunto, además parece muy interesante. Es un "producto nacional"¿?

- Bella - dijo... [Responder]

Sí que me sonaba y sí que me quería hacer con él por curiosidad xD. Muy buena la observación de los demonios xD.

muá!

Marina García dijo... [Responder]

Pues me encanta la portada como te he dicho más de una vez y si es cortito mejor que mejor ;) ¡Besos!

Alice Cullen dijo... [Responder]

Portada chulisima, historia q parece bonita e interesante... Nada q buscaremos a ver q tal esta el libro!! Me informare y lo sumaremos a la lista!

Un beso y muy buena reseña wapa!

Besos!

Viki Tapada dijo... [Responder]

Gracias por esta bonita reseña y vuestra compañia a mi bruja, aclaro más adelante se ve que el demonio se hace el dormido XD, no duermen... Besos!!!

Kira dijo... [Responder]

Habrá que probarlo ;)!!

Mari Carmen dijo... [Responder]

Que bien que os haya gustado!!!
confieso que me costó hacerla, siempre me cuesta hacer reseñas de libros cortos ¬¬
gracias Viki, ahora ya sé que los demonios no duermes xD

Besos a tod@s!!