domingo, 13 de febrero de 2011

Vampire Academy 3: Bendecida por la sombra (¿Hacen falta más palabras?)

"No hay nada como una confrontación con dos tontos del culo para hacerte sentir más feliz con tu propia vida amorosa"

Rose sabe que enamorarse de otro guardián está prohibido. Su mejor amiga —la última princesa Dragomir— siempre debe ser su prioridad. Desafortunadamente, cuando se trata del irresistible Dimitri Belikov, algunas reglas se dictan para ser rotas. Pero desde que asesinó por primera vez un Strigoi, Rose ha dejado de sentirse bien. Algo oscuro ha comenzado a crecer en su mente y sombras fantasmales advierten que una terrible maldad está cada vez más cerca de las barreras de hierro de la academia. Además, el peor enemigo de Rose y Lissa, Victor Dashkov podría quedar en libertad y los vampiros inmortales están cada vez más cerca, y buscan venganza por las vidas que Rose ha tomado. En una batalla que le destruirá el corazón, enfrentándose a sus peores pesadillas, Rose tendrá que escoger entre la vida, el amor y las dos personas que más le importan... pero ¿significará esa elección que sólo uno de ellos podrá sobrevivir?

Aquí vuelve Richelle Mead, esa escritora que consigue que nos enganchemos como una lapa al libro, pero que se guarda la acción para las cien últimas páginas, cómo lo hace es un misterio, pero lo hace. Y no se queda sólo en eso, nos da donde más nos duele cuando menos nos lo esperamos, ¿os dolió el segundo libro? Pues eso no fue nada. Adorad a Richelle Mead, porque es la única que consigue que lea una saga de vampiros sin que me recuerde ninguna otra, porque nos hace reír, llorar, sufrir y saltar de alegría, porque ojalá hubieran más como ella.

Bendecida por la sombra, el tercero, el que marca la diferencia, el que ha conseguido que llore por algo que nunca creí que lloraría, sí, he llorado, más que en el segundo. No me lo esperaba, nunca lo hubiera imaginado. Y vosotros tampoco. Podréis pensar en mil cosas, pero esto, lo que ha pasado al final de este libro (con Mead todo pasa al final), es... no tengo palabras.

Si tenéis dudas de si leer esta saga o no, quitároslas de encima, no se pueden tener dudas, serán vampiros, pero eso da igual, lo que importa es que Rose, Dimitri, Christian, Lissa y Adrian son unos los mejores personajes que han pasado por la literatura fantástica.

Porque Richelle Mead hace que queramos hasta a los personajes que no nos caen bien, porque cuando creía que no podía pasar nada peor, ha pasado, por ese final, por ese principio y por esa mitad:

9 luner@s:

Mr. Sandman dijo... [Responder]

Gracias a ti estoy bebeando delante de mi libro de Vampire Academy jajaja aún no lo he leído ejm ejem y ya esta baboseado.

Elion dijo... [Responder]

Leí el primero y, aunque me gustó, no las tengo todas conmigo. Pero creo que seguiré con la saga :)

Ángel oscuro dijo... [Responder]

oohhhhhhhh y yo todavía no me he leído el segundoo!!!!!!
lo quieroo lo quieroo lo quierooooooo!!!!!!!!
un besiii

KhrisTinna dijo... [Responder]

¡¡Pedazo reseña!!
A ver si me animo y sigo con el segundo (me quedé un poco indiferente tras leer el primero) y me engancho :)
Besotes!!

Selene dijo... [Responder]

Absolutamente de acuerdo contigo, solo puedo decir que sigas con la serie, el próximo libro tiene muchas sorpresas y llorarás igual que con este.

Este libro es el mejor de la serie incomparable.

Alendax dijo... [Responder]

Está claro que me tengo que poner con esta saga, sí o sí.

Valée ;) dijo... [Responder]

Me encanta! Lo malo es que lo lei por ebook, pero es igual de buena!
Buenisima reseña!

Besos

Liz dijo... [Responder]

ahh! me encantaria leer esta saga, pero a mi pais ni rastro xD

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

calla por favor¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡no me digas¡¡¡que lloraste¡¡¡que me da algo¡¡¡¡¡le tengo¡¡¡¡¡pero tengo tantos¡¡que no se por cual empezar¡¡¡