sábado, 23 de octubre de 2010

El mes del Off-topic (IV): Finales con lágrimas... ¿o no?

Si son felices, porque lo son, si son tristes porque no lo son... cuando acabo un libro siempre me quedo pensando ¿y si hubiera sido al revés? ¿y si en vez de morir, viven? ¿y si mueren en vez de vivir?

Pero lo reconozco, adoro los finales tristes, por una sencilla razón: por lo escasos que son. De más de cien libros leídos, ¿cuántos creéis que tienen un final triste? ¿6? ¿7 si apuramos? Y casi ninguno, por no decir ni uno solo, son juveniles.

Un final feliz siempre es más bonito, no voy a ser yo la que lo niegue, pero una cosa es un final bonito y otra que un personaje que lleva muerto desde el tercer libro, resucite en el cuarto sólo porque es el último y tiene que acabar bien. WTF? Por favor, preferiría mil veces que se hubiera quedado muerto.
Y no, por mucho que nos empeñemos los finales tristes no son bonitos, simplemente son tristes, son más reales, nos llegan más adentro, es más difícil olvidarlos y nos hacen llorar cada vez que nos acordamos, pero no pueden ser bonitos.

Cada libro es un mundo, hay libros que necesitan un final feliz, en cambio hay otros que es mejor uno triste. Todo depende de quién lo lea, de cómo le gustan los finales o de lo que espera de esa historia. Y ahí llega el dilema, cuando el final es al contrario de como nosotros nos imaginábamos, ahí es cuando unos dicen "me encanta" y otros "ese final sobraba". Si cada libro es un mundo, cada lector también, cada uno nos lo imaginamos como queremos, si nos da por que el protagonista sea rubio, aunque en el libro sea moreno, para nosotros será rubio, pero el final es el final y no podemos cambiarlo, nos guste o no ahí termina y ya no hay vuelta atrás.

Pero de todas formas y siendo consciente de las consecuencias, de las lágrimas y de los pañuelos que tendré que usar, siempre preferiré un final triste.

¿Y vosotr@s, triste, feliz o según la historia?

15 luner@s:

Carol dijo... [Responder]

La vedad es que depende de la historia, yo prefiero los felices, que luego me da por llorar, pero aquí dejo spoilerazo, por ejemplo, en el último libro de Las Crónicas de la Torre, de Laura Gallego, muere la protagonista, Dana, y Kai, que estaban enamorados, que se había convertido en un dragón no me acuerdo por qué, muere de tristeza, pero no era del todo triste porque luego en el 'mundo de los muertos' se reencuentran y tienen todo el tiempo del mundo. Y yo lloré como una tonta, no sé si de tristeza o de felicidad, es una saga preciosa

Un beso!!

Paula dijo... [Responder]

Según la historia, por supuesto. Aunque estoy deacuerdo en que los finales felices me encantan, por lo escasos. No voy a spoilear el final triste que más me ha gustado en la novela juvenil, pero hizo que la historia (que hasta el momento era genial) fuese perfecta.
Los tristes suelen sorprender más... o no, porque tambien los hay predecibles. Pero lo que no soporto es un final feliz "forzado"... tampoco voy a spoilear el que estoy pensando xDD
Un besazo!

Carol dijo... [Responder]

Si no la has leído te la recomiendo, aunqe te habré jodido el final XD

KhrisTinna dijo... [Responder]

La verdad es que para las sagas prefiero un final que sea medi feliz medio trágico, con varias muertes pero ganando en general xD Y los finales tristes son geniales, y sí, son muy escasos, por eso son valiosos :)
Besitos wapa!

Mari Carmen *Kika* ♫ dijo... [Responder]

@Carol, no te preocupes, lo había leído ;)

Paula dijo... [Responder]

Quise decir "los finales tristes men encantan, por lo escasos" Que tonta xDD
Pueso eso =P

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

final feliz¡¡¡que cuando lei el final de los de Libba Bray casi me da un yuyu^^tampoco empalagoso pero que tenga felicidad

Ali dijo... [Responder]

Según. Si es de una saga, me encanta que el primer libro termine FA-TAL, porque eso consigue hacerme leer el siguiente, pero si es uno solo me guste que termine bien *3*

Xenia dijo... [Responder]

Carol, me has fastidiado el final. Lo leí sin querer T.T

Yo esta claro soy un fifty fifty. Me gustan los finales felices, pero si un protagonista tiene que morir o su pareja o algún amigo o alguien de su familia... ¿Les tiembla la mano a los escritores para matarlo(s)? Como tú has dicho, los finales agridulces o tristes son más reales. Es que eso de que todos se vayan felices y contentos y no haya sangre es algo que a mis años, y fan declarada de la literatura juvenil, no entiendo.

Algunos escritores deberían aprender que los lectores que len libros juveniles no son lectores con una mente inocente que hay que proteger. Por eso adoro a J.K Rowling, nunca le tembló, por lo general, la mano para matar a un personaje...

Besos^^

◘Dan◘ dijo... [Responder]

Sin duda prefiero final feliz pero eso si que a lo largo del libro haya sido un drama total!! no hay nada mejor que los libros que están cargados de emociones!

Liz dijo... [Responder]

eso depende como vaya la historia, hay unas que simplemente no dan cabida para finales felices. lo que a mi me interesa es que se desarrolle bien la historia, e independientemente del final, que me haga emocionar ^^

Arsénico dijo... [Responder]

Según la historia. Aunque te doy la razón en todo lo que has puesto. Que me maten a un personaje en un libro y lo resuciten luego... simplemente, NO. También te doy la razón en que los libros tristes nunca se olvidan, aunque sea el hecho en sí que lo hace triste, se mantiene grabado a fuego. Y bueno, también es verdad que hay pocos juveniles que tengan final triste. Has leído Blanco y negro? este es triste triste (ejemplo de libro juvenil que no ha tenido mucho boom y que a mí me encantó).

A mí me encantan los libros que me hagan sentir, ya sea felicidad o tristeza, pero que me hagan emocionarme, meterme en la piel de los personajes y sufrir con ellos. Hace poco me leí uno que todavía sigo asimilando y que no sólo me dejó mal cuerpo y varios días deprimida, sino que todavía hoy sigo admirando la forma con la que la autora logró atraparme.

Un besote wapa!! :)

Roswell dijo... [Responder]

Yo también pienso que depende del libro, hay algunos como el último de Harry Potter

(ATENCIÓN, SPOILER SUTIL)

que aunque no lo he leído sí que me lo han contado y la verdad... me parece demasiado empalagoso.

(FIN SPOILER).


Personalmente, no suelen (y resalto el "suelen") gustarme los finales redondos en los que todos quedan emparejados y viven felices y comen perdices (o lo que sea XD.) Son bonitos pero me parecen muy poco reales (aunque también es cierto que no siempre una busca algo real, ya tenemos demasiada realidad en el día a día, por eso no generalizo).

Aún así también habría que concretar qué entendemos por final "feliz" y "triste". Uno en el que todos los personajes principales viven y están contentos es un final feliz, pero otro (como el de cierta serie que no mencionaré para no spoilear) en el que algunos viven tras haber amado y perdido a la persona amada, otros mueren tras haber sido amados, pero al final se reencuentran en la, como dirían los anglosajones, "afterlife", para mi es un final triste pero a la vez muy bonito.

Hay finales agridulces también. Finales que son más realistas, y en parte tristes, pero igualmente bonitos y "felices" de algún modo.

Así que no sabría decir qué prefiero, como dije depende del libro, a unos les pega una cosa y a otros otra, pero creo que prefiero un final o feliz (pero que no sea empalagoso como un cuento de hadas) o agridulce, en el que que no todos acaben felices o no todos sobrevivan pero lo sucedido esté justificado (nada de matar personajes por matar)y te haga reflexionar, de esos que te dejan con un regustillo amargo junto a una ligera sonrisa. :)

Roswell dijo... [Responder]

Por cierto, soy Cristina (C.Roswell en twitter). Un saludo, que es la primera vez que posteo en tu blog y no he dicho ni hola XD.

¡Un abrazo!

Elion dijo... [Responder]

Depende del libro. Hay libros a los que un final feliz no les quedaría bien (puede haber muchas razones: que no quede acorde con la historia, que sea un desenlace poco creible), o que, por el contrario, no les quedaría nada bien un final triste.
Sea cual sea el final, hay que saber llevarlo. Yo prefiero un final realista: si hay guerra, denme guerra, muerte y sangre, por vafor (*cofcofAmanecercofcof*). Si las cosas pintan bien, hacia el final, nada de dramones que no vengan al caso.