martes, 30 de marzo de 2010

El último suspiro de un libro

Hola luner@s!!!
Lo sé hoy toca vlog :P
Pero como no sé si Tubi estará de buen humor o no, yo por si acaso os dejo este post, porque lo más seguro es que vuelva a enfadarse conmigo (el vídeo es bastante laaargo) y no me deje subirlo al blog hasta mañana.

Y después de que blogger se cargara el post cuando ya estaba todo escrito, he tenido que volverlo a escribir T.T Lo que no me pase a mi...

¿Habéis pensado alguna vez en la sensación que tenéis cuando acaba un libro? Se acerca el final, las últimas páginas, el último capítulo... Y entonces, la cabeza se llena de ideas, de finales posibles o imposibles, bonitos o horribles... ¿Y si no acaba bien? ¿ Y si se muere? ¿Y si el final es tan malo que tira por tierra el resto del libro? ¿Y si se queda abierto? ¿Y si es buenísimo y el bodrio que me he tragado al final vale la pena? Preguntas que se amontonan y que sólo tardamos unos minutos en responder, esos minutos que nos cuesta leer las últimas páginas. Yo he pensado hoy en esto. Al acabar La soledad de los números primos, como en mi mente se iban formando los finales, y como no me he dado cuenta hasta la última página de que ninguna de ellos iba a pasar. Porque desde siempre, incluso cuando odiaba leer, me he recreado en los finales, leyendo otra y otra vez el último párrafo, la última frase, la última palabra... hasta que quedaba grabado en mi mente. Porque haya sido como haya sido el libro, bueno o malo, largo o corto, triste o feliz... el final es lo que queda, el final es lo que pocas veces se olvida...

Y con esta reflexión, mi vena filosófica y yo nos despedimos hasta el Vlog!!

6 luner@s:

Chaantii dijo... [Responder]

Siempre que estoy en las últimas páginas de un libro noto una sensación rara en el estómago, y no sé por qué :S

¡Besos!

Leyna dijo... [Responder]

Me pasa lo mismo que a Chaantii. Es una mezcla entre emoción y pena. Además suelo releer varias veces las últimas frases ^^

¡Un abrazo! ;)

KhrisTinna dijo... [Responder]

Siempe digo, que de los libros buenos, aquellos de los que te acuerdas de por vida y te quedan grabados en el corazón, lo mejor es el final, y el último párrafo, la última frase que te regala el autor, conpinceladas de harmoniosas palabras, queda tatuada en el alma, palabra poderosa capaz de hacerte pensar en un millón de cosas distintas, personas, mundos, situaciones, sentimientos, pensamientos, miedos, alegrias... todo lo que sentiste al leer el libro...
Aiis, que me enrollo yo también xD Si es que me estaba acordando de uno de mis libros preferidos :P
Besitos!!

Anabel Botella dijo... [Responder]

Cuando hay una novela que me ha gustado mucho me quedo con buen sabor de boca y no pienso en nada más si el final es perfecto. Ahora, si la novela no me ha gustado le doy un montón de vueltas.

Liz dijo... [Responder]

cierto! releo varias partes que me gustaron =D

Julia dijo... [Responder]

Sí eso a mí me pasa. Salvo con un libro que no me gustó mucho el final y algunas partes las olvidé con una velocidad pasmosa. Luego una amiga que lo estaba leyendo me preguntó que si pasaba una cosa y yo le dije que no y resultó que se me había ido la olla XD, lo borré de mi mente por completo.
Ciao